Foro de Meteorología
Abril 19, 2014, 06:24:45 *
Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.
¿Perdiste tu email de activación?

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión
Noticias: Si tiene problemas para registrase, visite el siguiente enlace o envíe un e-mail a soporte @ meteorologiafacil.com.ar

Muchas gracias.
 
   Inicio   Ayuda Buscar Calendario Ingresar Registrarse  
Páginas: [1]   Ir Abajo
  Imprimir  
Autor Tema: La observación meteorológica.  (Leído 12912 veces)
0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.
David Met
Administrador
Stratus Cumulus
*****
Desconectado Desconectado

Sexo: Masculino
Mensajes: 2383


Cumulonimbus


WWW
« : Septiembre 11, 2009, 09:28:25 »

La observación meteorológica, nace con la humanidad misma. Desde que la tierra es tierra, la humanidad ha sufrido y gozado de las condiciones meteorológicas y ha sucumbidos muchas veces a sus duros embates. Así, hemos leídos los primeros autores que escribieron sobre el tiempo en sus obras, y algunos se inspiraron en determinados fenómenos meteorológicos excepcionales.

A partir de la Edad Media se crearon sistemas sencillo de observación y se construyeron algunos instrumentos rudimentarios. A mediado del siglo 19 el interés por el tiempo fue en constante aumento, debido en gran parte, a que los barcos, medio escencial para el comercio mundial que se inscrementaba constantemente, se perdían frecuentemente en tempestades que se producían alrededor de las costas. Algunos precursores de la meteorología se atrevieron a insinuar que con instalaciones y observaciones suficientes se podrían obtener datos que sirvieran como para atenuar el problema de los riesgos meteorológicos a la navegación.

En aquella época se entrevió que, en gran medida, el tiempo está directa o indirectamente determinado por la formación y desplazamiento de sistemas meteorológicos de gran magnitud, que se extienden a lo largo de miles de kilómetros. Es evidentes que estos sistemas hacen caso omiso de las fornteras nacionales, dando lugar el tan conocido dicho "el tiempo no tiene frontera". Esto hizo que se reconociese que lo que realmente hacía falta era un sistema coordinado, conobjeto de normalizar las observaciones meteorológicas y darle regularidad. Si todas esas observaciones pudieren hacerse a la misma hora, esto permitiría la confección de mapas que presentarían un panorama general de la situación meteorológica reinante en el momento mismo en que se hicieron las observaciones.

En 1873 se creó la Organización Meteorológica Internacional (OMI), que se dedicó durante muchos años a elaborar procedimientos detallados para la realización de observaciones meteorológicas y procurar que todos los países estableciesen redes de observaciones seguras y que respondieran a lo estipulado por dicha organización.

La OMI se reorganizó, después de la Segunda Guerra Mundial, como un organismo especializado de las Naciones Unidas con la nueva denominación de Organización Meteorológica Mundial (OMM), donde se encuentran agrupados la casi totalidad de los países del mundo y una de cuyas funciones es la normalización de las observaciones, fijando los procedimientos y las prácticas que deben aplicar los servicios meteorológicos. En lo que se refiere a las observaciones meteorológicas, el hecho más importante, que marcó un hito desde el comienzo de su labor, fue la adopción, en 1963, del concepto de Vigilia Meteorológica Mundial (VMM). Esta ha sido y sigue siendo uno de os grandes programas de la OMM, y tiene por finalidad, entre otras, mejorar la cobertura global de las observaciones meteorológicas y asegurar su rápido proceso y difusión.

El Sistema Mundial de Observación (SMO), que es uno de los tres componentes de la VMM, es un sistema coordinado de métodos, técnicas, instalaciones, medios y disposiciones necesarias para efectuar observaciones a escala mundial. Es un sistema flexible y evolutivo, que puede perfeccionarse constantemente, fundándose en lso últimos progresos científicos y tecnológicos y de acuerdo con la evolución de las necesidades en lo que respecta a los datos de observación.

Así llegamos a nuestros días en que, constantemente, se realizan observaciones desde zonas tropicales a las regiones polares, con toda regularidad, día y noche, durante todos los días del año, pues el tiempo no reconoce los fines de semana, ni los días festivos.

¿En qué consiste la observación meteorológica?.

La observación meteorológica consiste en la medición y determinación de todos los elementos que en su conjunto representan las condiciones del estado de la atmósfera en un momento dado y en un determinado lugar utilizando instrumentos adecuados y complementado por los sentidos del observador, principalemente la vista. Estas observaciones, realizadas con métodos y en forma sistemáticas, uniforme, ininterrumpida y a horas establecidas, permiten conocer las características y variaciones de los elementos atmosféricos, los cuales constituyen los datos básicos que utilizan los servicios meteorológicos, tanto en tiempo real como diferido.

¿Cuándo se deben hacer las observaciones?.

Las observaciones deben hacerse, invariablemente, a la horas pre-establecidas y su ejecución tiene que efectuarse rápidamente, empleando el menor tiempo posible. Esto es de capital importancia porque el observador debe prestar preferente atención a estas dos indicaciones, dado que la falta de cumplimiento de las mismas da lugar, por la contínua variación de los elementos que se están midiendo u observando, a la obtención de datos que, por ser tomados a distintas horas o por haberse demorado demasiado efectuarlo, no sean sicrónicas con observaciones tomadas en otros lugares. La veracidad y exactitud de las observaciones es imprecindibles, ya que de no darse esas condiciones se lesionan los intereses, no sólo de la meteorología, sino de todas las actividades humanas que sirven de ella. En este sentido, la responsabilidad del observador es mucho mayor de lo que generalmente él mismo supone.

¿En dónde se realizan las observaciones?.

Las observaciones se realizan en lugares establecidos, donde es necesario contar con datos meteorológicos para una o varias finalidades, ya sea en tiempo real, en tiempo diferido o ambos. Estos lugares deben reunir determinadas condiciones técnicas normalizadas y se lo denomina estaciones meteorológicas. La OMM ha clasificado a las estaciones meteorológicas de acuerdo con la actividad que deben desempeñar, dividiéndolas en especialidad y categoría, aunque una estación puede realizar varias funciones a la vez; siempre que esté equipada del instrumental y personal adecuado. Así una estación meteorológica ubicada en un aeródromo, por ejemplo, puede realizar observaciones de altitud, superficie, aeronáutica y climatológicas. En el cuadro sinótico siguiente se detalla dicha clasificación.

En línea

Él dijo: "destruyan a la Iglesia y yo la levantaré en tres días". Con esto definió que la Iglesia, somos nosotros; el cuerpo y alma, y no el edificio o templo.
-"Ámense los unos a los otros como yo los he amado" Nuestro Señor Dios hecho hombre: Jesús.
-Él, fue a la cruz, pagó nuestro pecado con un dolor increíble siendo inocente de lo que lo acusaban, para salvarnos.
David Met
Administrador
Stratus Cumulus
*****
Desconectado Desconectado

Sexo: Masculino
Mensajes: 2383


Cumulonimbus


WWW
« Respuesta #1 : Septiembre 13, 2009, 02:21:30 »

¿Qué tipo de observaciones se efectúan?

Hay diferentes tipos de observaciones para sastifacer las numerosas necesidades de la meteorología. Las principales son:

Sinópticas: Son observaciones que se efectúan a varias horas fijas del día, remitiéndolas inmediatamente a un centro recolector de datos, mediante mensajes codificados, por la vía de comunicación más rápida disponible. Estas observaciones se utilizan para una multitud de fines meteorológicos, en general en tiempo real, es decir, de uso inmediato, y especialmente para la elaboración de mapas para extraer la correspondiente sinópsis y formular los pronósticos del tiempo para las diferentes actividades.

Climatológicas: Son observaciones que se efectúan para estudiar el clima, es decir, el conjunto fluctuante de las condiciones atmosféricas, caracterizado por los estados y las evoluciones del tiempo en una porción determinada del espacio. Estas observaciones difierenmuy poco de las sinópticas en su contenido y se realizan también a horas fijas, tres o cuatro veces al día (por lo menos) y se complementan con registros contínuos diarios o semanales, mediante instrumental registrador. Todas estas observaciones se remiten, generalmente en forma mensual, al centro climatológico de datos, donde son controladas y analizadas para ser procesadas, con el objeto de confeccionar las estadísticas climatológicas que periódicamente, son publicadas y distribuídas en forma muy amplia, para uso profesionales y público en general. Además, este tipo de observaciones facilitan actualizan, continuamente, una descripción cuantitativa del clima de una región, de un país, de un continente o del mundo entero y constituyen la base de mucas aplicaciones de la climatología para la planificación de las diferentes actividades.

Aeronáuticas: Se trata de observaciones especiales que se efectúan en las estaciones meteorológicas instaladas en los aeródromos, esencialmente para sastifacer las necesidades de la aeronáuticas, aunque comunmente se hacen también observaciones sinópticas. Estas observaciones se comunican a otros aeródromos y, frecuentemente, a los aviones en vuelo, pero en los momentos de despegue y aterrizaje, el piloto nesecita algunos elementos esenciales de la atmósfera, como el tiempo presente, dirección y velocidad del viento, sisibilidad, altura de las nubes bajas, reglaje altimétrico, etc., para seguridad de la nave, tripulación y pasajeros.

Marítimas: Son observaciones que se realizan sobre buques fijos, móviles, boyas ancladas y a la deriva. Estas dos últimas son del tipo automático. Estas observaciones constituyen una fuente vital de datos y son casi las únicas observaciones de superficie fiables procedentes de los océanos, que representan más de los dos tercios de la superficie del globo. Esas observaciones se efectúan en base a un plan, según el cual se imparte una formación a determinados observadores seleccionados entre la tripulaciones de las flotas de buques, especialmente mercantes, para que puedan hacer observaciones sinópticas durante el viaje y trnasmitirlas a las estaciones costeras de radio.

Agrícolas: Son observaciones que se hacen de los elementos físicos y biológicos del medio ambiente, para determinar la relación entre el tiempo y la vida de plantas y animales. Con estas observaciones, se trata de investigar la acción mutua que se ejerce entre los factores meteorológicos e hidrológicos, por una parte, y la agricultura en su más amplio sentido, por otra. Su objeto es detectar y definir dechos efectos para aplicar después los conocimientos que se tienen de la atmósfera a los aspectos prácticos de la agricultura. Al mismo tiempo se trata de disponer de datos cuantitativos, para las actividades de planificación, predicción e investigación agrometeorológica y para sastifaces, plenamente, la función de ayuda a los agricultores, para hacer frente a la creciente demanda muncial de alimentos y productos secundarios de origen agrícola.

Precipitación: Son observaciones relativas a la frecuencia, intensidad y cantidad de precipitación, ya sea en forma de lluvia, llovizna, aguanieve, nieve o granizo y constituyen elementos esenciales de diferentes tipos de observaciones. Dada la gran variabilidad de las precipitaciones tanto desde el punto de vista espacial como temporal se debe contar con un gran número de estaciones suplementarias de precipitación.

Altitud: Son observaciones de la presión atmosférica, temperatura, humedad y viento que se efectúana varios niveles de la atmósfera, llegándose generalmente hasta altitudes de 16 a 20 km y, muchas veces, a más de 30 km. Estas mediciones se hacen lanzando radiosondas, que son elevadas al espacio por medio de globos inflados con gas más liviano que el aire y, a medida que van subiendo, transmiten señales radioeléctricas, mediante un radiotransmisor miniaturizado, que son captadas en tierra por receptor adecuado y luego procesadas para convertilas en unidades meteorológicas. La observación de la dirección y velocidad del viento puede efectuarse con la misma radiosonda, haciendo uso del Sistema de Navegación Omega recibiendo los datos, en tierra, mediante radioteodolito o siguiendo su trayectoria de un globo inflado con gas hidrógeno o helio, mediante un teodolito óptico o, para mayor altura, con radar aerológico. Actualmente se realizan con el Sistema de posicionamiento global o GPS.

Otras observaciones.

Vamos a enumerar sólo a título informativo una serie más de observaciones pero no nos extenderemos sobre ellas. Entre las mismas, figuran las observaciones efectuadas a partir de las aeronaves en vuelo y diversos tipos de observaciones especiales, tales como las que se refieren a la radiación, al ozono, a la contaminación, al radar meteorológico, a los parásitos atmosféricos, hidrológicas, evaporimétricas, temperatura y humedad del aire a diversos niveles hasta 10 metros de altura del suelo y subsuelo.

Pero si podemos decir alguans palabras sobre los nuevos sistemas de observación de la era de la tecnología, como las estaciones automáticas, las boyas ancladas y a la deriva y los satélites meteorológicos. Todos estos sistemas están equipados con sensores adecuados para la observación de la atmósfera. Estos nuevos sistemas son capaces de aportar una considerable y valiosa contribución a la vigilancia general de la atmósfera, siendo una de sus especiales ventajas su capacidad de recoger datos procedentes de zonas remotas, océanos, desiertos, montañas, etc., en las que las observaciones convencionales, hechas a partir de las superficie, son escasas o nulas. Pese a ellos, los satélites proporcionan datos de distínta índole que los obtenidos por el sistema de superficie; los dos tipos de datos se complementan eficazmente pero no pueden sustituirse uno por otro.
En línea

Él dijo: "destruyan a la Iglesia y yo la levantaré en tres días". Con esto definió que la Iglesia, somos nosotros; el cuerpo y alma, y no el edificio o templo.
-"Ámense los unos a los otros como yo los he amado" Nuestro Señor Dios hecho hombre: Jesús.
-Él, fue a la cruz, pagó nuestro pecado con un dolor increíble siendo inocente de lo que lo acusaban, para salvarnos.
David Met
Administrador
Stratus Cumulus
*****
Desconectado Desconectado

Sexo: Masculino
Mensajes: 2383


Cumulonimbus


WWW
« Respuesta #2 : Septiembre 18, 2009, 01:59:21 »

¿A qué hora se hacen las observaciones?

La hora observacional depende del tipo, finalidad y uso de cada observación.
Es importante que las observaciones sean sincrónicas y continuadas varios años, para que puedan utilizarse en cualquier estudio o investigación que quiere encararse.

Para determinado tipo de observaciones, en especial las sinópticas, la OMM ha establecido horas fijas, en tiempo universal coordinado (UTC). Las horas fijas principales, para efectuar observaciones sinópticas de superficie son (en UTC):

  • 00:00
  • 06:00
  • 12:00
  • 18:00

Y las horas fijas intermedias son (en UTC):

  • 03:00
  • 09:00
  • 15:00
  • 21:00

Las horas fijas para la observación sinóptica en altitud son (en UTC):

  • 00:00
  • 12:00

Las observaciones aeronáuticas se realizan en forma horaria las de despegue y aterrizaje en el momento mismo que el piloto efectúa dichas operaciones, y en vuelo en cualquier momento.
Al menos en Argentina, las estaciones meteorológicas que están en los aeropuertos, hacen las observaciones en forma horaria, además, deberán elaborar un informe METAR cada hora, y los informe SPECI cuando corresponda.

¿Cómo se efectúa una observación meteorológica?

Los principios generales aplicables a la realización de una observación meteorológica pueden ilustrarse considerando lo que debe tener en cuenta, el observador meteorológico, cuando lleva a cabo una observación sinóptica en una estación terrestre principal. El observador debe tener siempre presente los siguientes principios importantes:

  • Debe tener en cuenta, de manera precisa, las horas fijas en que tiene que hacer la observación, y seguir su programa, cumpliéndolo regular y puntualmente. De no ser así, sus observaciones no estarán sincronizadas con las de sus colegas situados en otros lugares.
  • Debe vigilar, detenidamente el tiempo, en todo momento, observando la continua variación del estado nuboso en su proceso de formación, transformación, disipación, y los diferentes cambios de altura; así mismo, los diferentes cambios de la visibilidad horizontal, y los posibles meteoros que pueden producirse. Esto es importante para efectuar una buena observación y fundamentalmente si le corresponde dar aviso de cambios súbitos.
  • Durante su trabajo, el observador meteorológico debe procurar evitar errores e incongruencias, y tiene que mantener un registro cuidadoso, preciso y claro, aplicando de manera exacta los procedimientos prescriptos.
  • Durante la noche cuando efectúe observaciones al aire libre, debe permitir que sus ojos se acostumbren a la oscuridad. Ello es extremadamente importante para las evaluaciones efectuadas durante su observación que quieren del observador, un juicio personal.
  • Debe cuidar sus instrumentos en forma concienzuda, debiendo limpiarlos continuamente y hacerlos objeto de un mantenimiento regular, que sea conforme a las prescripciones en la materia, no permitiendo que se deterioren por negligencia.
En línea

Él dijo: "destruyan a la Iglesia y yo la levantaré en tres días". Con esto definió que la Iglesia, somos nosotros; el cuerpo y alma, y no el edificio o templo.
-"Ámense los unos a los otros como yo los he amado" Nuestro Señor Dios hecho hombre: Jesús.
-Él, fue a la cruz, pagó nuestro pecado con un dolor increíble siendo inocente de lo que lo acusaban, para salvarnos.
David Met
Administrador
Stratus Cumulus
*****
Desconectado Desconectado

Sexo: Masculino
Mensajes: 2383


Cumulonimbus


WWW
« Respuesta #3 : Septiembre 20, 2009, 11:56:37 »

Elementos meteorológicos que constituyen en una observación sinóptica completa.

El tiempo presente.

Al transcribir el tiempo presente en su registro el observador emplea toda una gama de abreviaturas y símbolos normalizados que le permiten especificar cualquier tipo de tiempo, así como las diferentes intensidades de los fenómenos meteorológicos, como la precipitación, niebla, tormentas eléctricas y de polvo, etc. Cuando esta observación se codifica, para ser transmitida, la clave prevee 100 cifras diferentes.

El tiempo pasado.

El observador tiene que registrar el tiempo significativo desde la última observación completa, teniendo 10 cifras para codificarlo.

La dirección y velocidad del viento.

En la observación del viento se trata de obtener valore medios, correspondiente al período de 10 minutos que precede a la hora de la observación, y a una altura de 10 metros sobre el suelo. Si el observador dispone del equipo necesario, podrá obtener de esos instrumentos las lecturas en el interior de la oficina. De todas formas, deberá disponer siempre de algún tipo de veleta para determinar la dirección del viento y, si no dispone de instrumento para medir la correspondiente velocidad, podrá recurrir a un método muy eficaz de estimación, a partir de los efectos naturales del viento observado a la intemperie como, por ejemplo, la forma en que el viento afecta al humo, a las ramas de los árboles, el despliegue de las banderas, etc., tal como lo vemos en la siguiente figura:


La cantidad de nubes.

Un observador experimentado posee la facultad de estimar fácilmente la fracción del cielo cubierto por nubes. El método es sencillo pero al principio cuesta tomarle la mano.

El cielo se considera a partir de 30° sobre el horizonte. Todo el cielo por debajo de estos grados, queda descartado por lo que, si hay nubes, no se tomarán en cuenta.
El cielo medible (por encima de los 30°) se divide en octavos. La técnica consiste en agrupar imaginariamente todas las nubes en la, una al lado de la otra formando una sola capa y sin espacios entre sí. Una vez logrado esto, podremos imaginar cuanto ocupa las nubes. Si las mismas ocupan la mitad del cielo, se tiene que hay 4/8 de cielo cubierto. Si no vemos el cielo, tenemos 8/8 de cielo cubierto, cuando no hay nubes, tenemos 0/8 de cielo cubierto. Lo difícil viene determinar las otras cantidades y es aquí que se necesita mucha práctica. Partiendo de 4/8 podremos darnos cuentas cuando hay 2/8, cuando solo hay 1/4 de cielo cubierto. 2/8 de cielo cubierto es la mitad de 4/8. Si la cantidad de cielo cubierto es superior a 2/8 pero no llega a 4/8, tendremos 3/8 de cielo cubierto. Por el contrario, si la cantidad de nubes no alcanza a 2/8, tenemos 1/8 de cielo cubierto. El mismo criterio se utiliza para determinar 7/8; 6/8; 5/8.

Tipo de nubes.

La observación de las nubes debe comenzar con la identificación por su forma de todos los tipos de nubes presentes. Las nubes se clasifican y dividen en 10 grupos o géneros principales que son:

  • Cirrus
  • Cirrocúmulus
  • Cirrostratus
  • Altoscúmulus
  • Altostratus
  • Nimbostratus
  • Stratocúmulus
  • Stratus
  • Cúmulus
  • Cumulonimbus

La mayor parte de estos grupos se subdividen, a su vez, en especies o variedades. Para determinados fines, es conveniente clasificar las nubes en tres tipos:

  • Altas
  • Medias
  • Bajas

Para las latitudes templadas, la altura donde habitualmente se presentan es aproximadamente:

  • Nubes bajas: desde 30 metros hasta 2 km de altura.
  • Nubes medias: desde 2 km hasta 7 km de altura.
  • Nubes altas: por encima de 5 km de altura.

Esta gama de valores son más altas en los trópicos y más bajas en las regiones polares.

Los nimbostratus, tienen una excepción. A pesar de ser una nube clasificada como niveles medios, cuando llueve puede descender hasta 750 metros. Este caso rara vez se contempla predominando a una altura 1.500 metros cuando llueve.


A menudo, el cielo puede presentar una apariencia compleja, con varias configuraciones que se forman simultáneamente, pero para su evaluación, el observador puede recurrir al cuadro mural de nubes, publicado por el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) o dentro del mismo foro el cual, las distintas configuraciones son actualizadas siempre.

Este aspecto particular de la tarea del observador sólo puede llevarse a acabo, de manera realmente adecuada, cuando él ha adquirido el juicio que aporta una larga experiencia.

Altura de la base de la nube.

Esta información es particularmente importante si la observación debe utilizarse para la aviación o para fines sinópticos. El observador puede a veces, estimar su valor midiendo el tiempo hasta que un globo, con una velocidad ascensional conocida, desaparece; puede recurrir durante la noche un proyector luminoso que le ayudará en su tarea. Si se encuentra en un aeródromo importante, seguramente dispondrá de instrumentos más perfeccionados para determinar la base de las nubes. Si no puede contar con ninguna de esas ayudas, deberá fiarse de su estimación, pero resulta sorprendente comprobar cuan precisa son las estimaciones de los observadores experimentados.

Nota aparte: Como experiencia propia, muchos pilotos me han preguntado de que forma se estima la altura de las nubes por la gran precisión con que se obtiene la estimación. Cualquier observador experimentado, estima la altura en forma muy precisa.
En línea

Él dijo: "destruyan a la Iglesia y yo la levantaré en tres días". Con esto definió que la Iglesia, somos nosotros; el cuerpo y alma, y no el edificio o templo.
-"Ámense los unos a los otros como yo los he amado" Nuestro Señor Dios hecho hombre: Jesús.
-Él, fue a la cruz, pagó nuestro pecado con un dolor increíble siendo inocente de lo que lo acusaban, para salvarnos.
Möhlin
Neblina
*
Desconectado Desconectado

Mensajes: 21


« Respuesta #4 : Septiembre 21, 2009, 11:51:16 »

Estimado David Met,

Interesante revisión para mi profesión de cantidad, tipo, y altura de nubes.
Solicito a Ud. completa información sobre nubes noctulicentes y nubes del tipo iridescence (no conozco la denominación en español).
Para completar mi pedido, desearía saber como se las estudia y clasifica en meteorología.
Tenga Ud. un muy buen día.

Cordiales Saludos,
Möhlin
HYD (VOHS)
En línea
David Met
Administrador
Stratus Cumulus
*****
Desconectado Desconectado

Sexo: Masculino
Mensajes: 2383


Cumulonimbus


WWW
« Respuesta #5 : Septiembre 21, 2009, 06:02:20 »

Hola Möhlin, me alegro que te guste la revisión.
Debo confesar que no conozco esa nubosidad y ya estoy investigando al respecto, lo único que conseguí por ahora es la nube noctulicentes en ingles que está en la wikipedia http://en.wikipedia.org/wiki/Noctilucent_cloud

Gracias por el dato. En cuanto pueda, daré una explicación en castellano sobre esas nubes.
En línea

Él dijo: "destruyan a la Iglesia y yo la levantaré en tres días". Con esto definió que la Iglesia, somos nosotros; el cuerpo y alma, y no el edificio o templo.
-"Ámense los unos a los otros como yo los he amado" Nuestro Señor Dios hecho hombre: Jesús.
-Él, fue a la cruz, pagó nuestro pecado con un dolor increíble siendo inocente de lo que lo acusaban, para salvarnos.
David Met
Administrador
Stratus Cumulus
*****
Desconectado Desconectado

Sexo: Masculino
Mensajes: 2383


Cumulonimbus


WWW
« Respuesta #6 : Septiembre 22, 2009, 04:07:53 »

Visibilidad.

La visibilidad horizontal, es otro de los elementos atmosféricos cuya confiabilidad depende, también, de la experiencia y habilidad del observador. Durante el día, esas estimaciones suelen hacerse de manera bastante precisa, por referencia a una serie de objetos seleccionados, de antemano, a diferentes distancias del lugar en que se realiza la observación. DUrante la noche, se puede guiar por focos luminosos existentes a distancias conocidas.


Temperatura del aire.

Se obtiene un termómetro común que, en la jerga meteorológica, se denomina seco, para diferenciarlo del que está humedecido. Se encuentra expuesto en una casilla especial (abrigo meteorológico), destinada a proteger los instrumentos contra los efectos de la radiación, de la precipitación y del viento en forma directa, permitiendo, de esta manera, una ventilación uniforme. EN determinadas horas se observan las temperaturas máximas y mínimas que se han producido, en un determinado período, mediante la lectura de los termómetros de máxima y mínima, que se encuentran alojados en la misma casilla.

Humedad.

El valor de la humedad se obtiene, generalmente, mediante la lectura de dos termómetros, uno seco y otro con bulbo constantemente humedecido y, por medio de una tabla especial, se obtiene el valor del parámetro de humedad que se necesita, como humedad relativa, punto de rocío, tensión de vapor, etc. El termómetro húmedo se encuentra expuesto al lado del termómetro seco, en la misma casilla donde se observa el valor de la temperatura del aire.
En línea

Él dijo: "destruyan a la Iglesia y yo la levantaré en tres días". Con esto definió que la Iglesia, somos nosotros; el cuerpo y alma, y no el edificio o templo.
-"Ámense los unos a los otros como yo los he amado" Nuestro Señor Dios hecho hombre: Jesús.
-Él, fue a la cruz, pagó nuestro pecado con un dolor increíble siendo inocente de lo que lo acusaban, para salvarnos.
David Met
Administrador
Stratus Cumulus
*****
Desconectado Desconectado

Sexo: Masculino
Mensajes: 2383


Cumulonimbus


WWW
« Respuesta #7 : Septiembre 22, 2009, 07:02:58 »

Estimado David Met,

Solicito a Ud. completa información sobre nubes noctulicentes y nubes del tipo iridescence (no conozco la denominación en español).
Para completar mi pedido, desearía saber como se las estudia y clasifica en meteorología.
Tenga Ud. un muy buen día.


Bueno, en realidad si las conocía pero jamás las vi personalmente. Estas nubes las conozco como nubes nacaradas y la explico aquí http://www.meteorologiafacil.com.ar/foros/index.php?topic=218.new#new

En cuanto a la nubes del tipo iridiscente es un fenómeno que produce halo alrededor de la nube. No es más que un fenómeno, y es producido por la descomposición de la luz cuando pasa por cristales de hielo.

Espero haberte respondido la duda.
En línea

Él dijo: "destruyan a la Iglesia y yo la levantaré en tres días". Con esto definió que la Iglesia, somos nosotros; el cuerpo y alma, y no el edificio o templo.
-"Ámense los unos a los otros como yo los he amado" Nuestro Señor Dios hecho hombre: Jesús.
-Él, fue a la cruz, pagó nuestro pecado con un dolor increíble siendo inocente de lo que lo acusaban, para salvarnos.
David Met
Administrador
Stratus Cumulus
*****
Desconectado Desconectado

Sexo: Masculino
Mensajes: 2383


Cumulonimbus


WWW
« Respuesta #8 : Septiembre 24, 2009, 02:57:38 »

Presión atmosférica.

Es ésta la medición instrumental más importante de todas y debe efectuarse con gran cuidado. Normalmente, es el último elemento meteorológico que se debe observar, de forma que el valor obtenido corresponda a la hora exacta fijada por la observación. En la mayoría de los casos, el valor de la presión atmosférica se obtiene con un barómetro de mercurio instalado en un lugar, de la oficina del observador, donde la temperatura del recinto se mantenga estacionaria y donde el instrumento no esté expuesto, directamente, a los rayos solares, vibraciones o choques.

El primer paso es la lectura del termómetro adjunto, que va unido al mismo barómetro. Esta lectura se utiliza, a continuación, para corregir la lectura barométrica en función de los errores de temperatura, mediante tabla correspondiente.

A continuación, se efectúa la lectura del barómetro que, normalmente, va provisto de una escala con vernier para facilitar una lectura precisa. Inmediatamente, se aplica diversas correcciones para tener en cuenta los errores del índice del instrumento, de la temperatura y las variaciones de la gravedad, y se produce a un reajuste, para reducir la presión observada en la altitud de la estación al valor correspondiente al nivel del mar.

Esta presión a nivel medio del mar, juntamente con los valores obtenidos en todas las estaciones meteorológicas, distribuidas a lo largo y ancho del país, permitirán a los  pronosticadores elaborar mapas meteorológicos de superficie, donde configurarán los diferentes sistemas meteorológicos, depresiones, anticiclones, frentes, vaguadas, etc., cuyo desarrollo y movimiento deben pronosticar en la preparación de sus predicciones.

Características y valor de la tendencia barométrica.

La observación de la tendencia de la presión, es la proporción en que la presión ha descendido, o aumentado durante tres horas anteriores, indicando al mismo tiempo las características de esos cambios.


Lo que precede es sólo una síntesis de una larga lista de tareas que el observador meteorológico debe efectuar y, no cabe duda, se trata de un trabajo exigente y de responsabilidad. De echo, en muchas estaciones y en circunstancia determinadas, el observador tiene que efectuar otras tareas suplementarias, como observaciones pluviométricas, evaporimétricos, temperatura mínima del suelo, temperatura del suelo a diferentes profundidades, insolación, etc., y proceder, además, a la lectura y mantenimiento del instrumental registradores, como barógrafo, termógrafo, higrógrafo, anemógrafo, pluviógrafo, heliógrafo y piranógrafo.

No obstante, trabajando en forma ordenada y metódica, un observador experimentado puede llevar a cabo todas las tareas encomendadas sin dificultad.
En línea

Él dijo: "destruyan a la Iglesia y yo la levantaré en tres días". Con esto definió que la Iglesia, somos nosotros; el cuerpo y alma, y no el edificio o templo.
-"Ámense los unos a los otros como yo los he amado" Nuestro Señor Dios hecho hombre: Jesús.
-Él, fue a la cruz, pagó nuestro pecado con un dolor increíble siendo inocente de lo que lo acusaban, para salvarnos.
David Met
Administrador
Stratus Cumulus
*****
Desconectado Desconectado

Sexo: Masculino
Mensajes: 2383


Cumulonimbus


WWW
« Respuesta #9 : Septiembre 25, 2009, 08:04:30 »

¿Quienes efectúan las observaciones meteorológicas y qué condiciones deben poseer?

La persona que efectúa las observaciones meteorológicas se denomina Observador Meteorológico y, a su ingreso en un servicio meteorológico, es un joven que ha cursado estudios de segunda enseñanza o bien estudios de enseñanza técnica secundaria generalmente y, en especial, en temas particulares como la física, las matemáticas elementales, además de geografía física y, tal vez, algunos conocimientos de química.

Para adquirir su formación como observador meteorológico, donde se le imparte una enseñanza técnica y, debido a que los temas por su naturaleza misma no pueden enseñarse de manera totalmente abstracta, se completa con una instrucción práctica. Una vez terminado el curso, el observador principiante empieza a trabajar, como tal, durante un período bastante amplio bajo una estrecha supervisión que, gradualmente, se va relajando a medida que el principiante adquiere experiencia.

El curso empieza, generalmente, como un perfeccionamiento que abarca ciertas nociones elementales de las ciencias básicas más útiles y, más particularmente, de las ciencias de la tierra, impartiéndose a continuación los principios y conocimiento generales de meteorología. Seguidamente, se le puede dar instrucción en materia de instrumentos meteorológicos y procedimientos y métodos aplicables a diversos tipos de observaciones.

El observador meteorológico debe ser metódico, poseer un vivo interés por todo lo que se refiere al entorno en general, ser atisbador, perceptivo y suficientemente independiente como para poder trabajar solo con tranquilidad y sangre fría con situaciones imprevistas. Debe estar dispuesto a desafiar los elementos, en las condiciones meteorológicas más desagradable, y no sentirse afectado ante la perspectiva de trabajar durante un número inhabitual de horas. Si el observador es por naturaleza hábil y posee las destreza necesaria para resolver los problemas que plantean los instrumentos, o improvisar reparaciones sencilla en caso de emergencia, será considerado un excelente observador.

El observador meteorológico es una de esas personas para quienes el tiempo y el cielo son fuente constante de interés, y para quienes las observación de los mismo constituyen un placer real. La experiencia demuestra que estos individuos suelen transformarse en buenos observadores meteorológicos, dispuestos a prestar la necesidad atención meticulosa a todos los detalles de su labor que, con el tiempo y la práctica, adquiere una competencia considerable en aquellas aspectos del trabajo que requieren juicio, ya que está dispuestos a consagrar, a su tarea, una dedicación tan necesaria en el oficio.

Los observadores meteorológicos que se encuentran distribuidos en todas las latitudes de nuestro territorio, incluida la Antártida, realizan su labor en todos los medios imaginables. Algunos tienen la suerte de trabajar en circunstancias agradables, pero muchos han de hacerlo en lugares remotos, en condiciones de sumo rigor. Sea como sea, si trabajan en una base o en una casilla, en el curso de su labor de observación y recopilación de datos sobre el tiempo, todos ellos han de exponerse, con regularidad, a la variedad casi infinita de condiciones meteorológicas que depara la naturaleza.

Cuando llega la hora fijada para llevar a cabo la observación, todos los observadores, cuyo plan labor así lo indique entran simultáneamente en acción; los afortunados disfrutaran de unos minutos de tiempo agradable, para algunos éste será oscuro y lluvioso y otros deberán soportar temporales, calor abrasador y frío glacial.

Por otra parte, es inevitable que los deberes del observador le obliguen a trabajar de noche, durante los fines de semana y durante los días de fiestas, ya que es un axioma que el tiempo no se ocupa de esos factores. Pero el observador se siente satisfecho, porque sabe que la realización de su tan exigente trabajo no es en vano, que sus observaciones provechosas para una multitud de personas, para la protección de la navegación aérea y a la vida humana en el mar, para el agro y como pre aviso de alarmas, con vista a prevenir posibles desastres por la influencia de factores meteorológicos adversos, como también que contribuye, indirectamente, al desarrollo de la economía del país que, en muchos casos, sus observaciones se transmiten al mundo entero.

Si bien se han construidos algunas estaciones meteorológicas automáticas muy ingeniosas, las posibilidades de las mismas no pueden compararse, en modo alguno, con la enorme gama de posibilidades de observación que ofrece el observador humano. Esas estaciones automáticas pueden utilizarse, esencialmente, en lugares remotos o de difícil acceso, donde resulta imposible o extremadamente onerosa la presencia de observadores humanos.

Entre aquellos que sirven a la humanidad con dedicación especial, como por ejemplo, las enfermeras, no cabe duda que los discretos héroes de la meteorología, los humildes observadores meteorológicos, también merecen nuestro reconocimiento y gratitud por su generosa y abnegada devoción al trabajo.

Fuente: SMN
« Última modificación: Septiembre 25, 2009, 08:09:26 por David Met » En línea

Él dijo: "destruyan a la Iglesia y yo la levantaré en tres días". Con esto definió que la Iglesia, somos nosotros; el cuerpo y alma, y no el edificio o templo.
-"Ámense los unos a los otros como yo los he amado" Nuestro Señor Dios hecho hombre: Jesús.
-Él, fue a la cruz, pagó nuestro pecado con un dolor increíble siendo inocente de lo que lo acusaban, para salvarnos.
David Met
Administrador
Stratus Cumulus
*****
Desconectado Desconectado

Sexo: Masculino
Mensajes: 2383


Cumulonimbus


WWW
« Respuesta #10 : Septiembre 25, 2009, 08:36:22 »

Como punto final, todas las personas que hacen de observadores meteorológicos como pasatiempo, es muy importante si pueden, pasar los datos más relevante al SMN o subirlos aquí para que cualquiera, incluso los pronosticadores del SMN, puedan acceder al mismo.

Los datos de las temperatura máxima y mínima, como la precipitación, son datos muy importantes hoy en día por la falta de estaciones meteorológicas. Otro dato de suma importancia, son los fenómenos meteorológicos como tormenta severa, lluvia fuerte, tornados o tromba marinas.

A continuación, muestro una lista de datos que son necesarias para el SMN y cualquier otra entidad para la elaboración del pronóstico, he incluso, para prevenir accidentes debido a la meteorología (aclaro que esta petición, NO viene del lado del SMN, sino que es algo personal y que se, como observador meteorológico, se la importancia de tener los siguientes datos).

  • Precipitación total.
  • Fenómenos meteorológicos.
  • Viento (dirección en intensidad máxima del día).
  • Presión a las 12:00, 18:00 UTC.
  • Nubes (Cumulonimbus y torrescúmulus)
  • Temperatura máxima y mínima del día.
En línea

Él dijo: "destruyan a la Iglesia y yo la levantaré en tres días". Con esto definió que la Iglesia, somos nosotros; el cuerpo y alma, y no el edificio o templo.
-"Ámense los unos a los otros como yo los he amado" Nuestro Señor Dios hecho hombre: Jesús.
-Él, fue a la cruz, pagó nuestro pecado con un dolor increíble siendo inocente de lo que lo acusaban, para salvarnos.
Páginas: [1]   Ir Arriba
  Imprimir  
 
Ir a:  

Powered by MySQL Powered by PHP Powered by SMF 1.1.19 | SMF © 2006-2008, Simple Machines XHTML 1.0 válido! CSS válido!
Página creada en 0.685 segundos con 22 consultas.